El inglés que nos rodea

En los tiempos en los que vivimos, no podemos obviar que el inglés forma parte de nuestra vida de una manera muy activa.

Hace unos años, solo eran unos pocos de anglicismos los que convivían con nosotros, ahora, mires a donde mires, encontrarás palabras en inglés, ¡si hasta parece que los perros ladran con mejor acento que muchos!

Antes solo pensábamos en el inglés cuando alguien trabajaba para una multinacional y se tenía que relacionar con clientes o jefazos de otros países. Hoy en día hasta el apuntador necesita demostrar su nivel de inglés.

Por supuesto los altos ejecutivos de multinacionales siguen necesitando demostrar el nivel de inglés, pero lo que antes era para unos pocos, ahora forma parte de la cultura general.

Para optar a un puesto de cualquier sector público, necesitas demostrar que tu nivel de inglés es apto para la comunicación. Para conseguir tu título universitario también.

Pero ya no solo cuando eres adulto. Ahora, menos mal, comienzan desde que son pequeños. Por el momento, todos los colegios se están volviendo bilingües, haciendo que los niños cursen asignaturas, desde primero de primaria, completamente en inglés.

Eso es bueno para ellos, que desde el principio y de manera natural, aprenden un segundo o tercer idioma que les abrirá muchas puertas en el futuro.

Pero ¿Qué pasa con sus padres? Pues que también se tienen que poner al día con el inglés, puesto que para cualquier ayuda que necesiten los niños en el cole, necesitarán tener las competencias suficientes para hacer frente a asignaturas completamente en inglés. Claro que lo puede hacer otra persona que ya domine el idioma, pero puestos a invertir el dinero, que sea provechoso para ambos, el niño recibe ayuda de sus propios padres y los padres mejoran el nivel de inglés.

Muchos dirán que no les hace falta, que ellos ya han aprobado las asignaturas en cuestión  cuando les correspondía.

Pero el inglés no se utiliza solo para eso. Te ayudará en cualquier viaje que realices, la comunicación en el aeropuerto, en la llegada del hotel, en los restaurantes, en las visitas guiadas, y un sin fin de situaciones en las que ya no necesitarás ayuda ni te quedarás a medias por no saber el idioma.

Por no hablar de las puertas laborales que el inglés te irá abriendo. Tanto empresas nacionales como internacionales instaladas en tu país. Si dos candidatos tienen las mismas capacidades académicas, pero uno demuestra su nivel de inglés y el otro no, está claro que el que va a ocupar el nuevo puesto es el que tenga su certificado de inglés en la mano.

Así que una vez más, no dejes que el tiempo pase y ponte cuanto antes. Saber inglés abre muchas puertas. Conoces otro idioma y otra cultura. Te puedes relacionar con más gente. Te abre un nuevo abanico de oportunidades laborales. Puedes viajar más libremente. Ver series y películas en versión original. Entender las canciones que siempre te han gustado.

Ponte en contacto con Native Professional Teachers y contrata un profesor nativo particular que se desplace a tu domicilio para impartir clases a tus hijos para que desde pequeños sean bilingües, mejora la fluidez en la conversación para ser más independiente a la hora de comunicarte en el idioma, hasta el momento, más universal, prepárate para un examen oficial y certifica de una vez tus capacidades en inglés o simplemente enfócalo a business y ámbitos laborales para tener más valor laboral a la hora de hacer negociaciones o defender tu postura frente a socios extranjeros.

Comprueba las opiniones de nuestros alumnos para acabar de convencerte.